Relación personal con Dios

7

Debo declarar que este Dios es mi Dios y confesar mi relación con Él, su dominio sobre mí y mi pertenencia a Él.

Mi alma dice a Jehová: “Tú eres mi Señor, no hay para mí bien fuera de ti”; * y ni el que yo sea justo te hará ser mejor. *

Tú, oh Dios, eres mi Rey: * otros dioses fuera de ti se han enseñoreado de mí, pero solamente me acordaré de tu nombre. *

Declaro que el Señor es mi Dios, y que andaré en sus caminos, y guardaré sus estatutos, sus mandamientos y sus decretos, y obedeceré su voz y me daré a Él para ser de su pueblo como posesión exclusiva, como lo ha prometido, para que yo pertenezca a un pueblo santo a Jehová mi Dios; * y pueda ser para Él por nombre, alabanza y honra. *

Oh Jehová, ciertamente soy tu siervo, siervo tuyo soy, hijo de tu sierva; tú has roto mis prisiones: * He sido comprado por precio, y no soy mío, * sino que me someto al Señor, * y me uno a Él en un pacto eterno que jamás será olvidado. *

Tuyo soy; sálvame, porque busco tus preceptos. * Oh Señor, lo que te doy viene de tus manos y es tuyo. *