Reconocer la pureza y la justicia de Dios

2.7

Que es un Dios de perfecta pureza y rectitud.

Eres santo, tú que habitas entre las alabanzas de Israel: * Santo y temible es tu nombre; * celebro la memoria de tu santidad. *

Limpio eres de ojos para ver el mal; * el malo no habitará junto a ti. *

Eres la Roca, cuya obra es perfecta, porque todos tus caminos son rectos; Dios de fidelidad, y sin ninguna iniquidad. * Eres mi Roca, y no hay injusticia en ti. *

En todas tus obras eres misericordioso, oh Jehová, * y la santidad conviene a tu casa para siempre. *

2.8

Que es justo en la administración de su gobierno, y nunca hizo ni hará mal a ninguna de sus criaturas.

Justo eres, oh Dios, cuando disputo contigo, * y serás reconocido justo en tu palabra, y tenido por puro en tu juicio. *

Lejos esté de Dios la impiedad, y del Omnipotente la iniquidad, porque de acuerdo a las obras del hombre le pagará. *

Tu justicia es como los montes de Dios; tus juicios, ¡abismo grande! * Nubes y oscuridad a tu alrededor; justicia y juicio son el cimiento de tu trono. *