Ora por los Jóvenes y los Ancianos

12.3.14

Por los hombres de diversas edades y condiciones así como sus respectivas necesidades de misericordia y gracia.

Por los jóvenes que se están estableciendo en la vida.

Señor, que los jóvenes se acuerden de su Creador en los días de su juventud, * para que sean guardados de la vanidad a la que en la infancia y la juventud se ven sujetos, y que sean impedidos de seguir los deseos de sus corazones y las cosas que sus ojos ven, sabiendo que sobre todas estas cosas Dios los traerá a juicio. *

Señor, haz que los jóvenes se controlen a sí mismos, * que tu palabra permanezca en ellos, y que sean fuertes para vencer el mal. *

Que desde el seno de la aurora tenga Cristo el rocío de tu juventud, * y sea él formado en los corazones de los jóvenes. *

Guarda, a los que inician su recorrido por el mundo, de la corrupción que hay en éste debido a la concupiscencia; * concede a los que han recibido buena educación el retener la forma de la sana doctrina * y que persistan en lo que han aprendido. *

12.3.15

Por quienes son de edad avanzada y han profesado la fe durante mucho tiempo.

Hay algunos que por mucho tiempo han sido discípulos de Cristo; * Señor, permíteles que aun en la vejez fructifiquen, para anunciar que el Señor es recto, que Él es la Roca de ellos, y que no hay injusticia en Él. *

Ahora han llegado los días malos y los años de los cuales dicen: “No tengo en ellos contentamiento”: * Haz que tu consolación alegre sus almas. *

Tú has dicho: “Aun hasta tu vejez yo seré el mismo, y hasta las canas te soportaré.” Tú los has creado Señor; te suplico que los sostengas, los lleves y los salves. *

A aquellos que enseñaste desde su juventud y a los cuales todavía relatas tus maravillas, ahora, en su vejez, con sus cabezas canas, * no los abandones, ni los deseches en la ancianidad; no los dejes cuando sus fuerzas se acaben. *

Que cada cabeza gris sea una corona de gloria para los que la tienen, habiéndola ganado mediante una vida justa, * y concédeles que conozcan a aquel en el cual han creído. *

Marque esta página para su próxima visita

Comparta esta página con un amigo

close
Open Utility