Introducción y Exhortación para Motivarte a Ti Mismo a Alabar a Dios

Acerca de la Cuarta Parte de la Oración, que es Acción de Gracias por las Misericordias que he Recibido de Dios y por los Muchos Favores Suyos que Estoy Interesado en Tener y por los que Espero Ser Beneficiado

Mi llegada hasta el trono de la gracia no es sólo para buscar el favor de Dios, sino para darle la gloria debida a su nombre, * y esto no sólo mediante una temerosa adoración de sus infinitas perfecciones, sino también mediante un reconocimiento agradecido de sus bondades para conmigo. Esto no puede, en verdad, añadir nada a su gloria, pero es recibido con agrado por Él, que se considera glorificado en ello si viene de un corazón que, junto con ser humildemente sensible a su propia indignidad para recibir cualquier favor de Dios, valora los dones y ama al dador de éstos.

1

Debo provocarme a alabar a Dios considerando tanto la razón como el incentivo que tengo para ello.

Te doy gracias a ti, Oh Dios; te doy gracias a ti, porque tu nombre está cerca; yo cuento tus maravillosas obras. *

Que mi alma bendiga al SEÑOR y que todo lo que hay dentro de mí bendiga su santo nombre; sí, que mi alma bendiga al SEÑOR y no se olvide de ninguno de sus beneficios. *

Alabaré al Señor, porque es bueno y agradable * y la alabanza corresponde a los justos; * sí, es bueno dar gracias al SEÑOR, cantar alabanzas a tu hombre, Oh Altísimo, declarar tu misericordia en la mañana y tu fidelidad en la noche. *

Te exaltaré, mi Dios y Rey y bendeciré tu nombre para siempre. Cada día te bendeciré y alabaré tu nombre para siempre, * proclamaré la fama de tu abundante bondad y cantaré a toda voz de tu justicia. *

Cantaré al SEÑOR una nueva canción y su alabanza en la asamblea de los santos. Que Israel se alegre en su Hacedor, que los hijos de Sión se regocijen en su Rey, * que los santos exulten en gloria y que las alabanzas de Dios estén en sus corazones y sus gargantas. *

Alabaré al SEÑOR mientras viva y cantaré alabanzas a mi Dios mientras tenga aliento; * y cuando ya no esté en la tierra, espero estar en el cielo para hacerlo mejor.

Estoy aquí a través de Jesucristo para ofrecer un sacrificio de alabanza para ti, eso es lo que deseo constantemente: el fruto de labios que confiesan tu nombre. * Y tú has dicho que el que ofrece sacrificio de acción de gracias te glorifica, * y esto complacerá más al SEÑOR que un buey o un becerro con cuernos y pezuñas. *

Contaré de la misericordia del SEÑOR, las alabanzas del SEÑOR, de acuerdo a todo lo que Él me ha otorgado a mí y la gran bondad que ha otorgado a la casa de Israel de acuerdo a su compasión, de acuerdo a la abundancia de su misericordia. *

Marque esta página para su próxima visita

Comparta esta página con un amigo

close
Open Utility