Agradece a Dios por Concederte Recuperación Tras el Peligro

2.2.4

Por haberme guardado del peligro de la enfermedad o de otras cosas.

Cuando tal vez estuve a un paso de la muerte, * y cuando he sentido y recibido la sentencia de muerte, * y he estado listo para decir: “En medio de mis días debo partir, soy enviado al Seol por el resto de mis años,” * con amor tú has liberado mi vida de la fosa de la destrucción y has dejado mis pecados tras tus espaldas. *

Cuando me rodearon las trampas de la muerte y me postraron las angustias del Seol, invoqué el nombre del SEÑOR y vi que el SEÑOR es clemente y justo, sí, mi Dios es misericordioso; yo estaba postrado y él me ha salvado * y ha liberado mi alma de la muerte, mis ojos de lágrimas y mis pies de tropezar. Por eso caminaré delante del SEÑOR en la tierra de los vivientes. *

Marque esta página para su próxima visita

Comparta esta página con un amigo

close
Open Utility