Reconocer el conocimiento perfecto de Dios y su sabiduría inescrutable

2.3

Que él tiene un perfecto conocimiento de la humanidad y de todas las cosas, y que las ve todas, incluyendo la más secreta, en una sola mirada clara, cierta e infalible.

Todas las cosas están desnudas y abiertas ante los ojos de aquel a quien tengo que dar cuentas, incluyendo los pensamientos y las intenciones del corazón. *

Tus ojos están en todo lugar, mirando a los malos y a los buenos: * Contemplando toda la tierra, para mostrar tu poder a favor de los que tienen corazón recto para contigo. *

Escudriñas la mente y pruebas el corazón para dar a cada uno según sus caminos, según el fruto de sus obras. *

Oh Señor, tú me has examinado y conocido. Conoces mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo, y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí, oh Señor, tú la sabes toda. * Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí;  alto es, no lo puedo comprender. *

Lo mismo te son las tinieblas que la luz. *

2.4

Que su sabiduría es inescrutable, y que los consejos y designios de ella no pueden ser completamente penetrados.

Tu entendimiento, oh Señor, es infinito, porque tú determinas el número de las estrellas y les das a todas ellas sus nombres. *

Eres maravilloso en consejo y excelente en sabiduría; * sabio de corazón y poderoso en fortaleza. *

¡Cuán innumerables son tus obras, oh Señor! Las hiciste todas ellas con sabiduría; * todas según el designio de tu propia voluntad. *

¡Oh profundidad de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios e inescrutables sus caminos! *

Marque esta página para su próxima visita

Comparta esta página con un amigo

close
Open Utility