Concluye con Alabanzas Solemnes a Dios

5

Puedo concluir con doxologías o alabanzas solemnes a Dios, atribuyendo el honor y la gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, y sellando todas mis alabanzas y oraciones con un afectuoso Amén.

Bendito sea ahora el Señor, el Dios de Israel, por los siglos de los siglos. Amén y Amén. *

Bendito sea el Señor para siempre, el Dios de Israel, el único que hace maravillas, y bendito sea su nombre glorioso para siempre; ¡toda la tierra sea llena de su gloria! Amén y Amén. * Sí, todo el pueblo diga: “¡Amén! Alabado sea el Señor.” *

¡Al único y sabio Dios sea la gloria mediante Jesucristo para siempre! Amén. *

Ahora, al Dios Padre y el Señor Jesucristo, el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre, a Él sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén. *

A Dios sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús, por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén. *

Al Rey de los siglos, inmortal, invisible, y único Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén. * Al que tiene inmortalidad sea la honra y el imperio sempiterno; * a Él sea el imperio por los siglos de los siglos. Amén. *

Y a aquel que es poderoso para guardarme de toda caída, y presentarme sin mancha delante de su gloria con gran alegría, al único Dios, mi Salvador, sea majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén. *

¡Aleluya! La salvación, la honra y la gloria son del Señor Dios mío. * Amén, ¡Aleluya! *

Me postro delante del trono y adoro a Dios, diciendo: “¡Amén! La bendición, la gloria, la sabiduría, la acción de gracias, la honra, el poder y la fortaleza sean a Dios por los siglos de los siglos! Amén. * ¡Al que está sentado en el trono y al Cordero sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder por los siglos de los siglos!” * Y diga toda la creación: “Amén y Amén”.

Marque esta página para su próxima visita

Comparta esta página con un amigo

close
Open Utility