Introducción a la Petición

De la Tercera Parte de la Oración, que es Petición y Súplica para Recibir las Cosas Buenas de las Cuales Tengo Necesidad

Habiendo abierto las heridas del pecado, tanto su culpa y su poder como lo que permanece en mí, debo a continuación ir en busca de Dios por remedio, sanidad y ayuda, porque sólo de Él se deben esperar y por esta razón Él será buscado por mí. * Y ahora debo conmover mi corazón con un sentido profundo de la necesidad que tengo de las misericordias por las que oro, porque estoy incompleto, incompleto para siempre sin ellas; y hacerlo teniéndolas en alta estima y valoración, pues soy feliz y completo para siempre si las obtengo;  para que, como Jacob, luche con Él en oración, como por mi vida y la vida de mi alma. Pero no debo en mis oraciones tener la intención de decirle lo que tiene que hacer ni moverlo con mi inoportunidad. Él me conoce mejor de lo que yo me conozco y sabe lo que hará. * Pero de esta manera abro mis necesidades y deseos, remitiéndome luego a su sabiduría y bondad; dándole a Él, por este medio, honor como mi Protector y Benefactor y tomando el camino que Él mismo ha señalado para recibir su misericordia. Por fe imploro su promesa, y si soy sincero en ésta, estoy, por su gracia, calificado de acuerdo al nuevo pacto para recibir sus favores debiendo estar seguro de que los recibo y los recibiré. *

Y ahora, Señor, ¿a quién esperaré? Verdaderamente mi esperanza está en ti. Líbrame de todas mis transgresiones. No me pongas por escarnio del necio. *

Señor, todos mis anhelos están delante de ti y mis suspiros no te son ocultos; * aun los suspiros y los gemidos que son demasiado profundos para las palabras; porque el que escudriña el corazón conoce la mente del Espíritu. *

No creo que seré escuchado por mis muchas palabras, porque mi Padre sabe lo que necesito antes de que se lo pida; * pero mi Maestro me ha dicho que cualquier cosa que yo le pida al Padre en su nombre, él me lo dará. Y él ha dicho: “pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.” *

Y esta es la confianza que tengo en Él, que si le pido algo de acuerdo a su voluntad, Él me escucha. Y si yo sé que Él me escucha en lo que le pido, sé que tengo las peticiones que le he hecho. *

Marque esta página para su próxima visita

Comparta esta página con un amigo

close
Open Utility