Ora Pidiendo la Gracia de Dios para Ser Fuerte Contra Todo lo Malo

4

Debo orar por la gracia de Dios y todas las benévolas y poderosas influencias y operaciones de esa gracia.

Me acerco al trono de la gracia para poder recibir no sólo misericordia para perdonar sino gracia para ayudar en todo tiempo de necesidad; * gracia para el oportuno socorro.

De la riqueza que es en Jesucristo (en quien toda la plenitud de Dios quiso habitar), * déjame recibir gracia sobre gracia. *

4.1

Debo orar pidiendo gracia para fortalecerme contra todo mal pensamiento, palabra y obra. Habiendo buscado con sinceridad la remoción de la culpa del pecado, para no morir por ella como por un crimen, debo buscar con no menos sinceridad que sea roto el poder del pecado, para que éste no me mate como una enfermedad, sino que sea mortificado en mí.

Oh no dejes que el pecado tenga dominio sobre mí porque no estoy bajo  la ley sino bajo la gracia. *

Que la carne sea crucificada en mí con sus pasiones y deseos, * para que caminando en el Espíritu, no gratifique los deseos de ella. *

Que mi viejo yo sea crucificado con Cristo para que el cuerpo del pecado sea destruido y yo no sea más esclavo del pecado. * Y que el pecado no reine en mi cuerpo mortal (en mi alma inmortal) para hacerme obedecer sus pasiones, * sino que, al haber sido liberado del pecado, pueda llegar a ser esclavo de la justicia. *

Que la ley del Espíritu de vida me haga libre en Cristo de las obras del pecado y de la muerte. *

Dame gracia para despojarme de mi viejo yo, que es corrupto a través de sus deseos engañosos, * y revestirme del nuevo yo, creado a la imagen de Dios en verdadera justicia y santidad. *

Que el mundo me sea crucificado a mí y yo al mundo por la cruz de Cristo. *

Marque esta página para su próxima visita

Comparta esta página con un amigo

close
Open Utility