Ruega a Dios Exponiendo tu Miseria a Causa del Pecado y Acogiéndote a la Bendita Condición de los Pecadores Perdonados

1.4

Mi propia miseria y peligro a causa del pecado.

Por amor de tu nombre, oh SEÑOR, perdona mi culpa porque es grande; * porque me han rodeado males sin número; mis iniquidades me han alcanzado y no puedo ver. ¡Complácete, oh SEÑOR, en librarme! ¡Oh SEÑOR, date prisa para ayudarme! *

Oh no recuerdes contra mí mis iniquidades pasadas; que tu compasión venga pronto a mi encuentro, porque he sido muy abatido. ¡Ayúdame, oh Dios de mi salvación, por la gloria de tu nombre, líbrame y redime mis pecados por amor de tu nombre! *

No recuerdes los pecados de mi juventud ni mis trasgresiones; recuérdame de acuerdo a tu misericordia, ¡por amor de tu bondad, SEÑOR! *

1.5

La condición bendita en la que están aquellos cuyos pecados han sido perdonados.

Oh déjame tener la bendición de aquellos cuyas transgresiones son perdonadas y cuyos pecados son cubiertos; la bendición del hombre a quien el SEÑOR no tiene en cuenta su iniquidad y en cuyo espíritu no hay engaño. *

Oh déjame tener redención a través de la sangre de Cristo, y aun el perdón de mis ofensas, de acuerdo con las riquezas de la gracia que has derramado sobre mí, en toda sabiduría e inteligencia. * Que, estando en Cristo Jesús, no haya condenación para mí; * que mis pecados, que son muchos, sean perdonados para pueda irme en paz. * Y ningún habitante dirá: “Estoy enfermo,” si al pueblo en el que moras le ha sido perdonada su iniquidad. *

Marque esta página para su próxima visita

Comparta esta página con un amigo

close
Open Utility