Lamenta y Confiesa la Corrupción de Todo tu Ser

4.5

La corrupción del hombre completo: Apetitos desordenados enfocados en las cosas agradables al sentido, pasiones excesivas contra aquellas cosas que desagradan y una alienación de la mente con respecto a los principios, poderes y placeres de la vida espiritual y divina.

Soy nacido de la carne y carne soy. * Soy polvo también: * He traído la imagen del hombre terrenal; * y en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien. Pues el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo; porque no hago el bien que quiero, sino que el mal que no quiero, eso hago. *

Veo una ley en mis miembros que se rebela contra la ley de mi mente y me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros; * de manera que, cuando quiero hacer el bien, el mal está en mí * y me rodea. *

Toda mi cabeza está enferma, y todo mi corazón está doliente; desde la planta del pie hasta la cabeza no hay en mí cosa sana, sino herida, hinchazón y podrida llaga. *

Estoy adherido a la rebelión contra el Dios viviente: * engañoso es mi corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? * Actúa como un arco quebrado. *

Marque esta página para su próxima visita

Comparta esta página con un amigo

close
Open Utility