Lamenta tus Muchas Transgresiones Reales, y en Especial, tu Orgullo

6

Debo asimismo lamentar mis muchas transgresiones cometidas, ya sean de pensamiento, palabra o hecho.

Padre, he pecado contra el cielo y contra ti: * Todos hemos pecado, y estamos destituidos de la gloria de Dios; * pues al Dios en cuyas manos está mi vida y cuyos son todos mis caminos no he honrado. *

Contra ti, contra ti solo he pecado, y he hecho lo malo delante de tus ojos; * y no he obedecido a la voz de Jehová mi Dios para andar en sus leyes, las cuales Él puso delante de mí, * aunque éstas son santas, justas y buenas. *

¿Quién puede entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos. *

En muchas cosas tropiezo; * y mis iniquidades son más que los cabellos de mi cabeza. *

Como la fuente nunca cesa de manar sus aguas, así mi corazón nunca cesa de manar su maldad, * y así ha sido mi camino desde mi juventud, que nunca oí tu voz. *

Del mal tesoro de mi corazón he sacado malas cosas. *

6.1

Debo confesar y lamentar las obras del orgullo en mí.

Tengo todas las razones para humillarme por el orgullo de mi corazón, * pues tengo un más alto concepto de mí que el que debo tener, y no he pensado con cordura, * ni he caminado humildemente con mi Dios. *

Me he apoyado en mi propia prudencia, * he confiado en mi propio corazón * y he sacrificado a mi propia red. *

He buscado mi propia gloria más que la gloria del que me envió, * y me he envanecido en vez de haberme lamentado. *

Marque esta página para su próxima visita

Comparta esta página con un amigo

close
Open Utility